Skip to main content

Fiesta de Halloween

Fiesta de Halloween

Por Rosana Domínguez y Lara van Lingen

Halloween o noche de brujas es una festividad de origen celta que los emigrantes irlandeses llevaron a Estados Unidos en el s. XIX. Intimamente relacionada con la festividad católica de “Todos los Santos” a la que debe su nombre, en la actualidad es una fiesta secular que se celebra el 31 de octubre en el mundo anglosajón y por extensión en gran parte del mundo.

La palabra Halloween es una derivación de All Hallows' Eve que significa víspera del Día de Todos los Santos, una fiesta católica que se celebra el 1 de noviembre. Tanto los iconos propios de la celebración de Halloween como la mayoría de tradiciones en torno a ella proceden sin embargo de la cultura celta. El año nuevo celta, Samhain, se celebraba el 1 de noviembre y marcaba el fin de la temporada de cosecha así como la entrada en el invierno. Desde la época de los druidas, se usaban calderos, velas, y calabazas en la celebración del Samhain, y la tradición se fue manteniendo a lo largo de los siglos. Tiene un especial papel en la liturgia de Halloween la calabaza Jack O'Lantern del que se puede leer su interesantísima historia al completo aquí.

En la actualidad Halloween es una de las fiestas favoritas de los niños (y no tan niños) en Estados Unidos, Irlanda, Inglaterra y Canadá. En Estados Unidos es la primera fiesta que marca la cuenta atrás hacia las navidades (la continúa Acción de Gracias el cuarto jueves de noviembre), y es celebrada tanto en casas como en tiendas y calles que se decoran para la ocasión. La cocina en general, y la repostería decorada en particular, tienen uno de sus momentos de mayor  creatividad de todo el año durante las fiestas de Halloween.

Las mesas se visten de Halloween con (además de mucha decoración) platos inspirados en algunas de los principales iconos de Halloween, llenándose de alimentos en forma de calabazas, arañas, brujas, cementerios, fantasmas, zombies, y cualquier otro elemento que recuerde la fina línea que hay entre el mundo de los vivos y el de los muertos.  Los colores básicos necesarios para decorar pasteles para Halloween son el naranja, el verde, el morado, el negro y el blanco. Con esos colores a mano y teniendo claro cuáles son los principales iconos de Halloween, es fácil elaborar galletas, cupcakes y por su puesto tartas temáticas sobre esta festividad. El único límite es la imaginación.

Algunos ejemplos de repostería decorada sobre Halloween:

Etty de Caek nos sugiere estos sencillos pero divertidos cupcakes decorados con fondant y que usan tanto los colores como los iconos que mencionábamos anteriormente.

 

Kristan de Confessions of a cookbook queen ha realizado unos sencillos y muy llamativos cupcakes ideales para Halloween con pocos elementos y la única pequeña dificultad es bañar los conos de helados en chocolate.

Sweet Sugarbelle opta por unas originales galletas decoradas con glasé real en varios colores y motivos relacionados con la fiesta de Halloween. Los detalles y el acabado son típicos de su trabajo.

Karin de Tartas de Karin ha creado esta tarta de Halloween con cortadores de Patchwork, una técnica sencilla que da resultados muy bonitos.
Montse de Dolça Creació ha realizado una tarta con fondant que requiere un cierto torneado y modelado, pero que no es demasiado difícil. El caldero cocinando una bruja y otros elementos es un proyecto ideal para decoradores de tartas de nivel intermedio.

Carolina de Carolinestaartcreaties ha creado esta tarta que reúne dos de los elementos más típicos de exteriores de Halloween: la casa encantada y el cementerio. Este proyecto tiene ya una cierta dificultad y requiere de experiencia previa en decoración.

Tanto los detalles como la tarta en general presentan un acabado excelente.

Sin duda esta tarta de Pink Cake Box es un ejemplo ideal de un proyecto de decoración de tartas de alto nivel. Tiene todos los detalles que se podrían esperar en una casa encantada y además ha usado una variedad de técnicas de decoración que hacen de ella un trabajo único y ejemplar.
Christopher Garren y su equipo de Letthemeatcake presentan el último trabajo de este artículo. El diseño, el acabado, la dificultad, la originalidad... No hay palabras para describir este trabajo. "Excelente", "soberbio", "grandioso" son adjetivos que apenas le hacen justicia. Ningún amante de las tartas decoradas debería quedarse sin visitar su página web.

 

 

Nuestra pequeña contribución a la celebración de este día, con un nivel al alcance de todos, son los Dedos de Bruja de Britta, cuya receta publicamos con su permiso. Britta ha escrito un libro con varias recetas e ideas para Halloween, Eerie Elegance, que incluye esta receta.
La receta de Britta no contiene levadura química ni ningún otro ingrediente similar, lo que hace que los dedos mantengan su forma durante el horneado. En cuanto a sabor y estructura, se parecen al shortbread escocés, así que no van a decepcionar a nadie.
Para las uñas se puede usar medias almendras, o almendras enteras con la piel, que le dan un efecto muy interesante. Un detalle adicional que ella misma sugiere es aplicar gel colorante rojo bajo la almendra, después del horneado, para darle un aspecto sangriento. O añadir colorante verde a la masa antes de hacerlos, par darle un tono verdoso de fantasía a los dedos de las brujas.

Ingredientes:

  • 225 g de mantequilla
  • 115 g de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 1 cucharadilla de esencia de almendra
  • 1 cucharadilla de vainilla (semillas o esencia)
  • 325 g de harina
  • 1 cucharadilla de sal
  • almendras, enteras con piel, o mitades peladas

Mezclar en un cuenco la mantequilla, el azúcar, el huevo, el extracto de almendra y la vainilla. Añadir, mezclando, la harina y la sal.Cubrir y dejar en el frigo durante al menos 30 minutos.


Trabajando con un cuarto de la masa cada vez, y dejando el resto en el frigo, tomar una cucharadilla llena hasta los topes de masa, y hacerla rodar sobre la mesa, dándole la forma de dedo. Darle a los dedos dos apretones a lo largo del dedo, para crear las formas de los nudillos. Presionar las almendras firmemente en un extremo, para hacer la uña. Después de poner los dedos en papel de hornear ligeramente engrasado, hacer cortes transversales con un cuchillo patatero en los nudillos, para darles la forma final. El mejor resultado se obtiene con cortes agrupados de tres en tres para cada nudillo.

Hornear a 160ºC durante 20-25 minutos, o hasta que se hayan dorado ligeramente. Dejarlos enfriar durante 3 minutos. Levantar la almendra, poner gel rojo en la huella dejada por la almendra, y reponer esta en su sitio, presionando para que el colorante se salga un poco. También puedes hacer cortes en el dedo y rellenarlos con “sangre”. Si no te sientes especialmente gore, puedes usar glasé real para pegar las almendras a los dedos después de hornearlos, porque si no se caerán fácilmente.

Cuando se hayan enfriado lo suficiente para mantener su forma, retíralos de las hojas de papel para hornear, y déjalos enfriar del todo sobre una rejilla para tartas.

Repite todo el proceso con el resto de la masa, cuarto a cuarto.

Los dedos acabados se mantienen bien durante al menos dos semanas, si los mantienes en un recipiente hermético. También puedes mantener la masa cruda en el frigo, durante una semana como mínimo.

Ponlos de forma atractiva en un plato para servirlos, saliendo de una urna llena de “suciedad” hecha de galletas de chocolate migadas, o escapándose de una cesta, o cualquier otra idea creativa que tengas. 


Si necesitas más ideas o inspiración, los objetos de nuestra sección de Cosas Golosas te pueden ayudar (¡y además te pueden tocar si participas en el sorteo!)

Otra fuente de inspiración se la podemos agradecer a Debbie Brown, que nos ha hecho el honor de cedernos un tutorial completo para crear una "Casa de las Arañas", de su libro Gorgeous and Gruesome Cakes for Children. Este tutorial, traducido al castellano en exclusiva para nuestros socios, estará disponible dentro de poco en la zona VIP de nuestro foro. Puedes ver más información sobre el libro mencionado en la sección de "Libros y..."

¡Ánimo, manos a la obra!

¡Feliz día de Halloween a todo el mundo!