Skip to main content

Entrevista a Maisie Parrish

Por Tania Coronil

Maisie Parrish a fondo

La llaman “La Reina de los Personajes”, y es que con solo ver uno de sus trabajos te das cuenta de por qué. Ella es Maisie Parrish, una maestra de renombre en el arte del azúcar, conocida en los cinco continentes y con una historia muy interesante.Y es que aun siendo una referencia para los diseñadores de tartas, ella misma jamás ha hecho una tarta comestible decorada, a pesar de haber diseñado muchísimas. Pero eso no ha evitado que, desde su primera obra en azúcar, todas y cada una de sus creaciones hayan sido publicadas.
Hoy cuenta con su propio juego de estecas para modelados, varios DVD donde explica su técnica, kits completos para modelados... y publica un libro nuevo todos los años. Además, a través de su página web, www.maisieparrish.com, se pueden comprar tutoriales de algunas de sus tartas.
Pero no solo es una gran artista, también es una grandísima persona, y hemos tenido la gran suerte de poder charlar con ella largo y tendido durante el curso que ha impartido en Madrid para AsEsdTartas.

Maisie, eres conocida como “La Reina de los Personajes” por los fantásticos modelados que haces. ¿Has modelado siempre?
Huy, no, no hace tantos años que hice mi primer modelado. Concretamente empecé a modelar en 1996, pero por aquel entonces modelaba con masas no comestibles. Antes no me dedicaba al modelado. Siempre había trabajado en el mundo comercial.

Y ¿cómo se te ocurre un día empezar a modelar?

Pues es una historia curiosa. Me jubilé y me disponía a descansar en mi casita en el monte rodeada de ovejas. Pero al poco tiempo empecé a aburrirme, así que tenía que encontrar algo con que ocuparme. Un día empecé a modelar con masas de harina y me gustó.

Sí que es curioso. Sé que de tus trabajos previos al azúcar publicaste dos libros. ¿Cómo se pasa de modelar figuritas en casa para matar el tiempo a publicar dos libros?
Pues fui practicando hasta que creé 12 personajes distintos. Me quedé tan sorprendida con mi propio resultado que contacté con unos conocidos almacenes en el Reino Unido y les enseñé mi trabajo. Quedaron encantados y me propusieron crear figuras para comercializar en sus tiendas. Tuvieron muy buena acogida y tuve que crear la empresa Maisie Dough y contratar personal para cumplir con los pedidos.

Vamos, todo un éxito. Pero, sabiendo que nunca has hecho una tarta, ¿cómo pasas al mundo del azúcar?
Pues a consecuencia del éxito de las ventas. Debido a ello, los grandes almacenes me exigían nuevos diseños cada seis semanas, y llegó un momento en que ya no lo disfrutaba. Así que asistí a una feria con la intención de vender todo el stock que me quedaba y cerrar la empresa. Pero estando allí, alguien de Squires Kitchen se acercó a mi mesa y le encantó lo que vio. Me propuso crear una tarta con figuras de azúcar para publicar en su revista, y me pareció un reto interesante. Descubrí que me gustaba mucho el manejo de la pasta de azúcar, y que los acabados eran mucho mejores. Desde entonces no he parado de trabajar el azúcar.

Y hoy eres conocida y admirada por todo el planeta.
Sí, curiosamente todos y cada uno de mis trabajos, desde el primero al último, han sido publicados. Eso ha facilitado que se me conozca, aunque nunca imaginé este éxito.

Has estado impartiendo clases en los cinco continentes. ¿Hay algún país concreto al que te gustaría ir?
Sí, viajo mucho. La semana que viene imparto un curso en Florida, y este mismo año, más adelante, también viajaré a Dubai y Malasia entre otros. Creo que no he estado nunca en Japón, aunque me encantaría poder ir.

Con tanto viaje, tendrás muchas cosas en las que inspirarte.
Mi inspiración me llega de dentro, es un don que tengo. No copio nunca nada, y me llega a través de mi vida cotidiana, pero sobre todo tengo muchos recuerdos de mi infancia, que es en lo que baso la mayoría de mis creaciones. Me recreo mucho con cada obra nueva que hago. Todos los personajes de A Caribbean Weddinguna tarta están relacionados entre sí y tienen una historia de fondo que contar, aunque normalmente esa historia sólo la conozco yo.

¿Cuál es tu tarta favorita?
Para mí es muy especial “Our Hero”, por ser la primera que hice, pero una de mis favoritas es “A Caribbean Celebration”, donde los niños aparecen vestidos de adultos, muy elegantes, para asistir a una boda, aunque en la parte de atrás se ven unos niños caribeños más naturales comiendo sandía. Otra de mis favoritas es “A Marriage made in Heaven”, en la que se respira mucho amor, pero también hay alguna nota de humor, como el gato observando desde abajo al pequeño ratón que se encuentra en el sombrero.

Cambiando un poco de tema, hoy estás aquí en Madrid impartiendo un curso fantástico, pero cuando estás en casa, ¿cómo es tu día a día?
Pues tengo mi escuela-taller en casa, así que realmente dedico todo el tiempo al trabajo. Allí imparto cursos de distintos niveles a mis alumnos. Tengo cursos desde uno a cinco días de duración, donde enseño técnicas o proyectos concretos, y vienen alumnos de todas partes. Además de esto, publico un nuevo libro cada año, así que tengo que trabajar en ello también.

Maisie, como ves, en España este arte es aún bastante nuevo y desconocido, aunque arranca poco a poco. ¿Cómo lo ves tú en este país?
España está más o menos como Italia. El arte del azúcar está despegando, pero va a prosperar y llegará a conocerse como algo normal. Y es que el mundo de las tartas diseñadas no es una moda pasajera. Se pueden cambiar las formas, el diseño, pero siempre hace falta una tarta. La gente sigue celebrando bodas, teniendo niños y cumpliendo años, así que el arte del azúcar se instalará en España para quedarse.

¿Cómo ves a las alumnas españolas? ¿Nos darías algún consejo?
¡Pues veo que están haciendo unos trabajos fantásticos! El único consejo que puedo darles es que practiquen, que practiquen mucho, pues mis primeras figuras no tenían nada que ver con lo que hago hoy. Así que paciencia y muchas ganas.

¿Volverás a España en breve?
Esa es mi intención. Me encanta España y me gustaría poder estar muy presente en el arte del azúcar en España, así que espero poder volver aquí muchas más veces.

Muchas gracias Maisie. Ha sido un verdadero placer poder estar aquí contigo y espero volver a verte en un futuro próximo.