Skip to main content

10 preguntas a Odisea40

Odisea40 es el nick que Susana Sánchez utilizaba en el foro Cocinando con el Alma. Este nick lo elegió hace 6 años, cuando empezó a conocer el fascinante mundo de los foros y blogs de cocina ("ahora sería Odisea46", dice Susana con una gran sonrisa).

Susana vive en Motril, un precioso pueblo de la costa granadina, está casada desde hace 25 años con el hombre "más maravilloso y comprensivo del mundo" ("me soporta a mí todos los días, ¡ja, ja, ja!"), y tiene dos hijos, David de 24 y Marina de 17 años respectivamente; estas son las tres personas más importantes de su vida, dice ella, aunque también la comparte con su perro, un precioso pinscher de 10 años, que es “pa comérselo”.

De profesión, ama de casa, de vocación, aprendiz de repostera… Internet le ha abierto una ventana a  este mágico mundo, dándole la oportunidad de conocer gente maravillosa, que la ayuda y que dedica parte de su tiempo a resolver sus dudas, darle consejos y recetas, "y lo más importante: regalarme su amistad".

Susana consideró que la mejor forma de agradecer lo que otras hacen por ella es compartir todo lo que aprende con ellas, y así es como nació su precioso blog: Al calor de los fogones

1. ¿Cómo llegaste al dulce mundo de las tartas decoradas?

Desde niña me ha gustado andar entre fogones. Es curioso, normalmente suele pasar porque lo “heredas” de tu madre o abuela. En mi caso no fue así; no recuerdo verlas elaborando dulces, pero mi inquietud y curiosidad eran muy fuertes. Mis “experimentos” culinarios forman parte de los recuerdos de mi niñez; siempre que tenía oportunidad los llevaba a la práctica, teniendo como “conejillo de pruebas” a mi hermano (pobrecito…)

Me casé muy joven y empecé a hacer mis pinitos con la repostería. Hace tan solo algunos años conocí los foros y blogs de cocina; tuve la suerte de encontrar el foro Cocinando con el Alma, y se abrió todo un mundo de nuevos conocimientos ante mí: nunca antes había visto unos cupcakes, ni una tarta decorada, ni siquiera una galleta con glasa. Empecé a preguntar, leer todos los post del foro, ver videos en Youtube... Hice mi primer (y único) curso de fondant con Megasilvita, fue cuando me “enamoré” de la repostería decorada, ya era parte de mí, era como dejar libertad a mi imaginación adormecida por los años…

2. ¿Cuáles son las tartas que más te gusta hacer?

Me gustan todas. Cada una de ellas tiene su estilo y un encanto especial; he disfrutado (y sufrido) con todas  las tartas que he hecho hasta ahora (que no son muchas). Pienso durante mucho tiempo en el diseño, combinación de sabores, decoraciones, etc. Hasta que no veo el resultado final, no me quedo tranquila, aunque siempre le saco defectos a todas y creo que se podrían mejorar (soy muy perfeccionista, no sé si es un defecto o una virtud, ¡je, je, je!)

También he “coqueteado” con los cupcakes y las galletas decoradas, pero me queda mucho por aprender…

3. ¿Qué otra cosa te gustaría hacer/aprender en la decoración de dulces?

¡Uf, me quedan tantas cosas por aprender y otras tantas por perfeccionar...! Apenas estoy empezando; tengo muchas técnicas pendientes (modelados, flores, uso de boquillas, decoraciones con glasa, buttercream, etc….), espero tener algún día la suerte de poder realizar cursos  con grandes maestras de este mundo, para que me enseñen su forma de trabajar y su arte.

4. ¿A quién te gustaría conocer en persona? (Del mundo de las tartas o en general)

Pronto conoceré a Lara, y no me importaría conocer a personas que como ella, son para mí, un referente en la repostería decorada [aquí la redactora Lara se pone colorada - n. de la red.] En España admiro a muchas diseñadoras de tartas que son verdaderas artistas;  fuera de nuestras fronteras: Marcela Capó, Debbie Brown, Eva cakes, etc.

5. ¿Tienes otras aficiones aparte de la decoración de tartas?

Siempre me han gustado las manualidades. En el colegio se me daba bastante bien la plastilina y el dibujo…. (pero de eso hace muuuuucho tiempo). Cuando mis hijos eran pequeños, me encantaba hacerles los disfraces para las fiestas del colegio.

Aparte de esto, me gusta mucho bailar (tengo pendiente aprender salsa), la música, la fotografía, disfruto con la compañía de mi perro, voy al gimnasio y, cuando tengo ocasión, hago senderismo.

6. ¿Cómo llegaste a la Asociación? ¿Y qué esperas de ella?

Conocí la Asociación gracias al foro Cocinando con el Alma. Tuve la suerte de andar por el foro cuando tan sólo era un proyecto lleno de ilusiones e ideas, y espero poder formar parte de ella por muchos años.

Cuando decidí hacerme socia, lo hice porque creo que en España hace falta una entidad que apoye a todas aquellas personas que quieren salir adelante en este mundo; un mundo totalmente desconocido, desprotegido, y que carece de ayuda por parte de las administraciones. Porque es el futuro de muchas personas emprendedoras.

No me dedico profesionalmente al diseño de tartas, pero creo firmemente que hay que hacer todo lo que podamos para que sea una profesión reconocida.

7. ¿Cuál es tu sueño para dentro de 5 años en este mundillo?

Mi sueño… ¡Uf!, me imagino que tengo un pequeño taller donde enseñar repostería decorada. Pero es tan solo un sueño, porque creo que es muy complicado y costoso emprender algo así.

A parte de mi “sueño imposible”, me gustaría que en unos años fuese posible encontrar en las calles de cualquier ciudad, pastelerías llenas de cupcakes, tartas y galletas decoradas...

8. ¿A quién te gustaría hacerle una tarta (personaje real o de ficción)?

No sé, nunca me lo he planteado. Tampoco sé si estaría preparada para asumir una responsabilidad así. De momento soy feliz haciéndolas para mis amigos y familiares. La cara que ponen cuando reciben una tarta así, es la mejor recompensa a mi trabajo.

9. ¿Qué te gustaría decirle a la gente que comparte esta afición?

¡Adelante! A mi me ha “enganchao”, y creo que a todas las personas que les guste la repostería, las enganchará también… Ya sea como profesión o como afición, les llenará de muchas satisfacciones, porque cada trabajo es un reto a conseguir.
Todas y cada una de ellas me parecen unas artistas llenas de creatividad e ilusión.

10. Y por último, como las ideas son siempre bienvenidas, ¿qué evento o actividad te gustaría que se organizase en tu delegación o ciudad?

¡Ay, madre! Por pedir que no quede, ¿no?
Sería genial si fuese posible hacer algo similar a la “Campus Party”, pero en lugar de ordenadores, enormes cocinas y obradores llenos de gente elaborando tartas y demás repostería decorada…